lunes, 27 de julio de 2009

Lunes de Arcanos


Los que han seguido mi blog anterior, y los que me conocen en persona, saben que uso las cartas del tarot. Poco me importa si alguien cree en ellas, si disfrutan de las diversa iconografía o si las han etiquetado de superstición. Yo las uso y eso basta, aunque también las comparto con quien se cruza en el camino.

Los lunes elijo una carta que aplica toda la semana. Cada cabeza es un universo. Cada persona transita caminos diferentes. Pero se me ocurre que "mi carta" puede ser la de otros. Y enfin, si alguien llega por aquí, o disfruta como yo de jugar con las cartas, algo encontrará.

Carta de la semana: La Torre o La casa Dios (Invertida)

Este arcano mayor nos habla de transformación y movimiento. Algo el plano terrestre se sacude y nos lleva a elevar la mirada. Pero al estar invertido debemos descubrir si el cambio está en marcha o si algo o alguien (nosotros mismos) lo detiene. Dentro de la secuencia de las cartas La Torre sigue a El Diablo y es la antesala a La Estrella. En lo personal El Diablo suele impedir que La Torre me lleve a La Estrella, una de mis cartas predilectas pues contiene mi mundo creativo y mi fe en lo que hago y en la gente que me rodea. Cada uno ha de reconocer el rostro de su propio diablo para intentar dominarlo y así continuar el camino que nos lleva a la estrella. En el plano cotidiano esta carta me pone alerta, el movimiento puede desatarse en cualquier esquina, con cualquier encuentro. Se debe cuidar la casa interna y la externa. Los lazos con La Estrella pueden asomar en estos días, aunque encontrarlos resulte arduo. Las transformaciones no siempre son bienvenidas, pero son necesarias (y a veces inevitables). Va.

3 comentarios:

Rax dijo...

qué bueno que comparte esto, le mando abrazo y a ver si nos vemos pronto!!!

Libia dijo...

¡El zape de Dios!

Séptimo Sentido dijo...

Me agrada esta iconografía aunque confieso que me sigue siendo muy complicado recordar a que se refiere cada carta es un gusto leer por aquí al respecto de vez en cuando...