jueves, 24 de septiembre de 2009

un año en las criptas


1. Cometí el pequeño error de ver un video que circula como el hit noticioso del momento. Cometí el terrible error de leer los comentarios. Estos se antojaban como puestos tras una gran vitrina cuyo propietario se regodeara en exhibir lo que más desprecio. Cometí el llano error de descubrir que mi desprecio es atroz.

2. En la red intento buscar lo que mi asombro desea, lo que mis pupilas gustan, lo que el teclado invoca. Así encuentro coleccionables como lo es la ilustración de esta entrada: de Laurie Lipton a quien descubrí en un blog (otro de mis coleccionables). En la vida real intento buscar lo mismo.

3. Hace un año inicié este blog. Abandoné el primero por desencanto. Hace días pensé en hacer lo mismo con este. Ser errante por errada. Pero resultaría absurdo abandonar lo que en sí encierra la esencia del abandono.

4. Evitaré observar ciertas vitrinas, para que mi desprecio dormite otro poco. Nada puedo contra la ignorancia, la vileza y la ceguera humana. Sólo sé que la última danza lo borrará todo. Y nada, a andar el nuevo año.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Por un momento me vi en la imagen y se eestaba moviendo...
¡Ay nanita!

Felipe Huerta H :)

Séptimo Sentido dijo...

¿un año? ¿el tiempo vuela o qué?

Muchas felicidades y buenos deseos! :D ¿o no? ¿anti-felicidades?

confused :-/

Paloma Zubieta López dijo...

Diría felicidades pero no, brindo con cosmos para que el estado sea el adecuado. Mejor voy a enviar sugerencias de posibles candidatos de San Galletano para animar al personal. Si decides abandonarte tanto así, llévanos contigo. Un beso bien grande de la memealumna.