martes, 23 de junio de 2009

Democracia sin cereal, pero con monstruo


No logro encontrar paz. Hoy regresé al supermercado y sin superar mi fobia contra mi otrora cereal favorito. Y a esto se ha sumado una terrible certeza: todos los candidatos han desaparecido. Estoy segura, porque sé de estas cosas, pues he dedicado tiempo a leer y meditar sobre la imaginería de los pueblos. Así es, es triste decirlo, ademas de la ausencia de cereal en las criptas nos hemos quedado solos, a la deriva: los candidatos se han ido.

Me ha bastado observar la avenida para encontrar pruebas del abominable crimen. Sin duda esto ha sido obra de un bolsomonstruo.

Para los neófitos: el bolsomonstruo es una inmensa bolsa de plástico -llena de basura, por supuesto- que suele dormitar en el día en cualquier terreno baldío; pero que de noche sale, rodando, a cometer sus fechorías. Oriundo de las grandes ciudades, el bolsomonstruo no conoce límites en lo que a su hambre se refiere. Succiona, masca, tritura y deglute cualquier inmundicia; para luego regurgitarla y colgarla sobre los postes de luz. Los hombres, tan impresionables, suelen entrar en trance ante el colorido de dichas secreciones.

Sólo queda lamentarse y guardar luto por los caídos. El bolsomonstruo ha devorado a los candidatos. Sus restos han quedado ahí, en las pancartas que inundan, nauseabundas, los postes de la colina. ¡Maldito seas, bolsomonstruo! Y aquí, en las criptas, nos hemos quedado sin el consuelo del cereal crocante. Nada se puede hacer ante tal devastación.

3 comentarios:

Buen Tono 23 dijo...

La pregunta que creo no me dejara dormir es.... ¿Acaso los candidatos no tenían ninguna manera de defenderse ante el bolsomonstruo?

Y si sólo queda lamentarse y guardar luto... pero recuerda bolsomonstruo parece no ser invencible...

Saludos buentoneros

Gio Yakún dijo...

Me recordaste al "sincara" que aparece en la peli "El viaje de Chihiro" (Spirited Away).

Vaga y come y traga todo y a todos.

Pero nada como las coloridas pancartitas que excreta el bolsomonstruo. Tan llenas de sonrisas de papadas y de humor involuntario...

Gio.

7mo Sentido dijo...

Que buena manera de verlo... Lástima que el bolsamonstruo no se haya llevado también las pancartas y todo lo demás!